TratamientosImplantes faciales

Implantes faciales: Bioplastia

Estetica en Talavera

El paso del tiempo a veces conlleva la pérdida de volumen, especialmente en pómulos y óvalo facial, que cambia las proporciones de la cara y provoca flacidez.

La Bioplastia, también llamado lifting líquido, es una novedosa técnica de rejuvenecimiento facial para la restauración de volúmenes que se realiza con implantes en planos profundos de bio-materiales, es decir, con sustancias compatibles con nuestro organismo que no provocan toxicidad, alergias ni rechazo, de ahí el nombre.

El lifting líquido es un procedimiento mínimamente invasivo, poco traumático, indoloro, sin cortes ni cicatrices que nos permite “esculpir” el rostro, mejorar la flacidez y conseguir un aspecto muy mejorado y rejuvenecido.

El material utilizado es el ácido hialurónico de diferentes tipos para devolver al rostro el volumen perdido con la edad. El juego de volúmenes permite aportar equilibrio y armonía, corregir la flacidez y retrasar el proceso de envejecimiento.


Normalmente la Bioplastia se lleva a cabo en dos sesiones, en las que previamente se realiza una limpieza de las zonas a tratar.
1ª sesión.-En ella se tratan las arrugas de expresión con toxina botulínica, la flacidez y se comienza la restauración de volúmenes en las zonas donde se necesite como en pómulos, arco mandibular, surcos nasogenianos, comisuras, etc.
2ª sesión.-Transcurridos unos 15 días se procede a la revisión de la toxina botulínica, se revisa el tratamiento contra la flacidez y se acaban de definir los volúmenes con el fin de conseguir un rejuvenecimiento natural, equilibrado y favorecedor.

Se finaliza con una hidratación profunda que aporta vitaminas, sustancias hidratantes y antioxidantes que mejoran el aspecto de la piel. Ambas sesiones se realizan en la consulta del médico e inmediatamente el paciente puede incorporarse a su actividad normal.

La Bioplastia está indicada para ambos sexos y normalmente a partir de los 45 años. Precisa un cuidadoso análisis individual fisonómico, para evaluar íntegramente el conjunto de los rasgos.

Al tratarse de un procedimiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía solamente se aplica en la zona a tratar una pomada anestésica o frío local antes de iniciar cada sesión. El tratamiento se lleva a cabo en dos sesiones de una hora de duración aproximadamente y suele requerir una valoración a los seis meses. De forma transitoria puede aparecer un ligero enrojecimiento, hinchazón o pequeño hematoma en la zona inyectada que se puede camuflar perfectamente con maquillaje.

El efecto en las arrugas de expresión suele durar unos 4-6 meses. En cuanto a los volúmenes, el efecto suele prolongarse entre 12 y 18 meses.

La combinación de diferentes técnicas produce resultados mejores y más duraderos porque cada tratamiento actúa de manera diferente y a distinto nivel y se produce una sinergia entre ellos. La Bioplastia se suele combinar con PRGF (Plasma Rico en Factores de Crecimiento) y Radiofrecuencia.